Para ponerse en contacto con la Clínica de Rehabilitación, Llame o escríbanos Nos pondremos en contacto con Ud

abril 19
La importancia de saber acompañarles

La importancia de saber acompañarles

  • BY: ClinicaRehabilitacionInfantil
  • 0
  • Posted in:

hands-105455_960_720

Si hay una palabra que define con más acierto nuestra labor como padres es la de "acompañar". Algo que no siempre resulta fácil, porque se trata de estar presentes sin "invadir", participando de sus emociones sin dejarnos caer para poder sostenerles cuando así lo necesiten, respetando sus tiempos de aprendizaje, dándoles la oportunidad de conocerse para descubrir lo mejor de sí mismos.

Desde que nuestr@s hij@s nacen aprendemos a interpretar sus necesidades, damos significado a su llanto y así sabemos o creemos saber si tienen hambre, si les duele algo o simplemente demandan nuestra atención. A medida que crecen y surge el lenguaje no necesitamos interpretar, ya son capaces de expresar lo que sienten, lo que quieren, lo que piensan.  Sin embargo, como buenos padres que somos, siempre estamos atentos a todo aquello que puedan estar necesitando o pidiéndonos aún sin palabras. Y así no necesitamos que nos digan que están tristes, preocupados o malitos para saber que lo están.

Es lógico que nos preocupemos por el bienestar de nuestr@s hij@s, todos los padres queremos que nuestr@s hij@s crezcan sanos y felices. El problema es que cuando nuestr@ hij@ no es igual a los demás niñ@s, cuando su vida se desarrolla de un modo diferente, las preocupaciones pasan a ser casi ilimitadas. Y de algún modo pasamos de acompañar a  querer protagonizar su vida.

Juzgar sus experiencias de vida desde nuestra perspectiva, inevitablemente mediatizada por nuestras propias emociones, hace que apreciemos su vida como difícil, complicada...Y ciertamente lo es en muchos aspectos. Pero tenemos que asumir que siempre habrá situaciones o circunstancias que no podamos evitar, y otras, en las que por su bien, es mejor que no intervengamos.

Por eso es tan importante  saber "acompañarles" intentando no juzgar a cada momento sus experiencias. Porque ellos no han de aprender a juzgar su vida sino a amarla. Cada vez que pensamos "pobrecit@", "es difícil", "es complicado", "está sufriendo", "no es justo",....porqué? estamos haciendo constantes valoraciones que no nos conducen a ninguna parte. No digo que sea fácil, gestionar las emociones requiere todo un aprendizaje, simplemente digo que tenemos que ser conscientes de ello, porque esto es lo que muchas veces nos acaba generando tristeza, rabia, frustración y también una sobreprotección que no les beneficia en absoluto.

Su vida es la que es, ni buena ni mala, ni fácil ni difícil, ni mejor ni peor....su vida "es" y desde esa aceptación de su realidad sin juicios que sólo causan daño, solo "suma" acompañarles.

Deben aprender a no juzgar su vida sino a amarla. Porque sólo cuando amas eres capaz de entregarte por completo y dar lo mejor de ti mismo.

Acompañar es tener la habilidad de saber estar presentes sin invadir o generar dependencias, es arropar sin asfixiar, es escuchar sin juicios ni prejuicios, es participar en su emoción para "sujetar" sin "caer" en ella, es dar protagonismo no protagonizar, es dar seguridad no sobreprotección, es ayudarles a encauzar su vida no dirigirla, es aconsejar no imponer, es preguntar no interrogar, es algo así como "Estar"... permitiendo que "Sean".

Acompañarles no es vivir su vida, es estar en su vida para amarles.

Inés Canal López