Para ponerse en contacto con la Clínica de Rehabilitación, Llame o escríbanos Nos pondremos en contacto con Ud

Terapia Vojta

Es un método para el tratamiento fisioterápico de las alteraciones motoras, descrito por el Dr. Vojta. Se conoce también con el nombre de "Terapia de locomoción refleja", ya que consiste en desencadenar 2 mecanismos automáticos de locomoción, que están programados en el SNC de todo ser humano: la reptación y el volteo reflejo.
A partir de determinadas posturas (boca arriba, de lado y boca abajo) se ejerce un estímulo de presión en determinados puntos del cuerpo (zonas de estimulación), sin dar al paciente ninguna orden verbal. El cerebro responde con un movimiento global, pero diferenciado en cada segmento del cuerpo. El terapeuta mantiene esa respuesta contra resistencia durante uno o dos minutos.
La actividad muscular provocada contiene los elementos básicos de la función motora normal: el enderezamiento del tronco sobre las extremidades apoyadas, la alineación y extensión de la columna vertebral, el centramiento de las articulaciones de hombros y caderas, los movimientos diferenciados de las extremidades y de la cabeza, así como el despliegue de las manos y los pies. Todo ello se realiza manteniendo el equilibrio, lo mismo que en la locomoción humana normal.
La ejecución repetida de estos movimientos globales provocados activa los circuitos del sistema nervioso central que controlan automáticamente la postura y el movimiento y los hace funcionales.

¿Cuando se puede aplicar?

La terapia Vojta puede aplicarse en niños y adultos de todas las edades, pero en la edad infantil está especialmente indicada: En las primeras semanas y meses de vida: para activar el desarrollo motor normal en los niños con riesgo de desarrollar una patología motora (Parálisis cerebral, retrasos del desarrollo, hipotonías, etc).
Como tratamiento precoz de todas las patologías motoras detectadas tempranamente: asimetrías posturales, lesiones medulares, parálisis de plexo braquial, displasias de cadera, malformaciones, deformidades, etc. En ese tiempo la capacidad de reorganización del cerebro y de recuperación funcional de todo el organismo es muy grande, y es posible evitar la fijación de posturas o patrones motores anormales.
En la edad preescolar, escolar y juvenil: no solo en el tratamiento de lesiones neuromotoras, sino también en las alteraciones ortopédicas (escoliosis, rehabilitación postquirúrgica, deformidades de extremidades, alteraciones posturales, etc).
En los jóvenes y adultos con patología motora: hemiplejia, paraplejia, traumatismos craneales, dolores y limitaciones articulares, etc

¿Cómo se aplica el tratamiento?

La terapia Vojta debe estar siempre prescrita y controlada por un médico rehabilitador que la conozca. El tratamiento deber ser dirigido por un fisioterapeuta especializado en esta técnica, con título reconocido por la Sociedad Vojta Internacional. Es este terapeuta el que debe elegir los ejercicios a aplicar en cada momento y los objetivos a conseguir con ellos, explicándolos y enseñándolos a los padres para que los apliquen diariamente en casa. El ideal es repetirlos 3-4 veces al día, en sesiones de 10-15 minutos. Son necesarios controles semanales o quincenales de los mismos por el fisioterapeuta.
Los padres reciben en cada momento el apoyo y la información que necesitan sobre la terapia, su aplicación, los resultados que se van consiguiendo, el pronóstico funcional, etc..