Para ponerse en contacto con la Clínica de Rehabilitación, Llame o escríbanos Nos pondremos en contacto con Ud

marzo 10
VOJTA. DIAGNÓSTICO Y TERAPIA

VOJTA. DIAGNÓSTICO Y TERAPIA

  • BY: ClinicaRehabilitacionInfantil
  • 0
  • Posted in:

imagen1Desde un punto de vista evolutivo sabemos que un diagnóstico y un  tratamiento precoz suelen mejorar de forma significativa el pronóstico de los niños con patología motora. De ahí que resulte de suma importancia acudir a un especialista cuando exista un riesgo justificado o la leve sospecha de que "algo" no va bien.

Un diagnóstico precoz no siempre "pone nombre" a los síntomas que se pueden apreciar clínicamente, en ocasiones, sólo advierte de la necesidad de intervenir para mejorar la evolución de un pronóstico que simplemente se "sospecha".

En la mayoría de los casos los "diagnósticos" se definen con el tiempo. Un lactante que muestra indicios de un desarrollo motor patológico es considerado como "amenaza" motora, será más tarde cuando pueda decirse, en función de su evolución,  si se trata de una parálisis cerebral o no. "El desarrollo del cuadro clínico de la parálisis cerebral se realiza en el tiempo. Es un proceso dinámico." (Vojta. Alteraciones motoras cerebrales infantiles) .

               DIAGNÓSTICO NEUROCINESIOLÓGICO

Según Vojta es posible realizar un diagnóstico motor, desde las primeras semanas de vida, a partir de la valoración de tres procedimientos de exploración

a) El análisis cinesiológico de la actividad motora espontánea del niño, comparándola con la ontogénesis postural humana (el desarrollo motor ideal) descrito también por Vojta.

b) La valoración cinesiológica de la respuesta del SNC al cambio postural provocado mediante 7 maniobras o reacciones posturales: el denominado "screening postural". "Con la valoración de las reacciones posturales se pueden constatar las desviaciones de la ontogénesis postural ideal" El principio Vojta

c) La valoración de la dinámica de los reflejos primitivos, pudiendo detectar aquellos que modifican su intensidad o sus tiempos de latencia, con respecto a lo esperado en el desarrollo normal.

El análisis de lo que hace el niño y cómo lo hace en comparación con el desarrollo motor "ideal" es una herramienta básica para detectar una alteración motora. Las reacciones posturales y la dinámica de los reflejos primitivos complementan un diagnóstico que informará de las características de esas alteraciones.

"Al mejorar y al hacerse de forma más diferenciada el diagnóstico neurológico en la infancia temprana, especialmente por medio de la valoración de los reflejos primitivos y de las reacciones posturales, ha sido posible reconocer los estadios previos de las alteraciones motoras manifiestas, y con ello poder actuar regulando o "curando" el proceso patológico" (Vojta, 1974)

"Los resultados obtenidos a partir de la síntesis de las tres posiciones-ontogénesis postural, reacciones posturales y reflejos primitivos-allanan las dificultades de la detección precoz como base para el tratamiento precoz del desarrollo motor bloqueado" (Vojta, 1974)

Una vez realizado el diagnóstico  el paso siguiente será el inicio de una intervención terapéutica, que en muchas ocasiones, marcará la diferencia de su evolución. Porque detectar e intervenir precozmente ante una amenaza de alteración de la coordinación central en el lactante supone la posibilidad de reducir el riesgo de una afectación más grave.

A partir del último trimestre las alteraciones transitorias tienden a desaparecer mientras que las que persisten son consideradas como un signo de patología motora.

No existe una edad "mínima"para poder realizar un diagnóstico neurocinesiológico. Y la más mínima sospecha de alteración motora es condición suficiente para iniciar un tratamiento fisioterápico. Un diagnóstico precoz sin un tratamiento precoz no cambiaría nada. Por ello el Dr. Vojta no sólo aporta un método de diagnóstico sino también una Terapia que permite su aplicación desde el nacimiento.

TERAPIA VOJTA

La Terapia Vojta o Terapia de locomoción refleja ha demostrado su efectividad a lo largo de más de 50 años en el tratamiento de lactantes, niños, jóvenes y adultos con alteraciones motoras. Sus efectos sobre la musculatura esquelética, la respiración, la motricidad ocular, el sistema nervioso vegetativo, la motricidad  orofacial, la percepción y el psiquismo, se evidencian a lo largo del tratamiento.

Con la aplicación de la Terapia de la Locomoción Refleja se accede al SNC. En los lactantes el Sistema Nervioso Central es sumamente maleable, los movimientos "anormales" todavía no se han instaurado. "El SNC alterado del lactante no ha podido experimentar los juegos musculares normales de la ontogénesis, pero sin embargo éstos son activados mediante los patrones de locomoción refleja, como elementos constructores del desarrollo motor, presentes a priori. A esta edad no han quedado todavía "sepultados" por el almacenamiento de los patrones anormales". (El principio Vojta).

Hoy día  no sólo existen las herramientas necesarias para poder realizar la detección y la valoración pronóstica de la alteración motora y postural del niño desde que nace, sino también  un método terapéutico que permite "despertar" de forma refleja las capacidades motoras bloqueadas.

Los niños denominados "de riesgo"por sus antecedentes pre, peri o post natales deben ser objeto de especial seguimiento. Y aquellos que, aunque sin antecedentes, manifiesten algún tipo de postura, reacción o comportamiento que llame nuestra atención, deben ser valorados para descartar cualquier tipo de anomalía. Cuidado con los mal llamados niños "vagos". Siempre hay unos parámetros de referencia para alcanzar determinados hitos en el desarrollo, y habrá niños que vayan más "lento" que otros, pero cuando nos alejamos de esos parámetros, lo prudente es consultarlo.

En ocasiones, la diferencia entre autonomía y dependencia, la determina un diagnóstico y un tratamiento precoz

Inés Canal López